16.3.10

She & Him: Volume Two


Hoy casi decido quedarme estático en la cama, pero el miedo a ser carcomido por esas letras que viven bajo el colchón y las púas que picaban mi espalda, por fin, anduve...

Es una maravilla empezar a escribir (al paralelo de las carpetas) y que mejor con el nuevo y altamente esperado Volume Two de She & Him. No sólo por el disco mismo, sino también por mi fascinación y amNegritaor que le tengo a Zooey Deschanel, la cual sin duda alguna seria mi chica ideal. Su voz exquisita tiene el poder de cambiar mi día completo, por supuesto, aunado a la algarabía que me carcome unas semanas antes de que el disco salga a la venta.

Un disco con más ritmos sunshine pop de los 60's, lo que provoca una mayor descarga emocional, incluso que el Volume One. El disco te mantiene en un estado...mmm...no sé si de felicidad, pero sí con una sensación de que el tiempo no transcurre y todo aquello que pasa afuera no tiene importancia. Algunos tracks proyectan una avalancha de imagenes que, una tras otra, nos deja proyectarnos una gran película (y quizá esto este influenciado por su participación en el soundtrack de 500 summer day´s y el single "In the sun"), otros tantos son simplemente cuentos que suele leerme Zooey en voz alta.

Me fascina el acompañamiento de la batería y guitarra cual ligero pandero y algunos coros que irremediablemente estarán en mi cabeza por un largo rato.

Por cierto, las letras (por aquellos que no lo sepan) están escritas por esta princesa y el disco es producido por su integrante M. Ward, el cual me agrada en demasía no sólo como Him sino también, en su trabajo como solitario.... Pueden ver a mi chica y un poco de lo que me canta en el primer video de este disco...

video

Intro...



Hoy me he levantado siendo un erizo y todo el día he estado quitándome las púas, la nostalgia ha permeado mi habitación y nada escapa de toda su melancolía; el cuento que mis pupilas buscan ansiosamente una vez que dejan de soñar se titulaba "tristeza", las paredes reflejaban un azul profundo por la refracción de una manta frente al edificio, la duela se mantuvo callada por un largo tiempo y la música que invadió las habitaciones fue Lars & The Hands of Ligth un disco que obtuve a cambio de una caricia...


Hoy, más que nunca, me doy cuenta que sigo en el proceso de reconstrucción, de algo en mí que va en camino a serenarse. Ante todo, la idea es encontrar algo que permita sobre llevar, con cierto entusiasmo, mis placeres organolépticos y proyectarlos o estamparlos de una u otra forma (letras leídas, escritas, sonoras, auditivas, mundanas, eclécticas y cualquier forma que deseen tomar) en otros ojos curiosos y habidos de provocaciones.


Por lo tanto, me presento ante ustedes con letras que quizá disten mucho de lo que realmente deseo expresar y, por ende, provoquen significados diversos que no desean transmitir y que ustedes mismos han resignificado convirtiéndose en cómplices de lo no escrito y su neo-reconfiguración, cómplices de una u otra forma del OLVIDO al que pertenecemos.