21.5.10

Nike: Write The Future

Siempre me ha impresionado el impacto mediático, social, cultural e identitario que genera la marca Nike, no sólo con sus productos, también con sus anuncios publicitarios. El aspiracional que genera en ciertas tribus colectivas sin importar el NSEyC, reconfigurando códigos y símbolos que se intentan proyectar en una pequeña realidad social; un breve imaginario urbano en donde lo inalcanzable (en este caso grandes jugadores) puede tornarse cotidiano y mundano con tan sólo un cambio o giro del caleidoscopio, por instantes nos muestran deseos y aspiraciones paralelas a uno mismo.

Esto no suelo hacerlo con frecuencia, pero me divierte encontrar este tipo de golosinas que me distraen y/o complementan algunos de los sentidos, sobre todo cuando el aire comienza a oler a fútbol.

Algo que llama mi atención es la incursión de Iñarritu en el mundo del deporte mostrándonos a grandes jugadores como Didier Drogba, Donovan, Cannavaro, Cristiano Ronaldo, entre otros tantos... lástima que también continue cargando su lastre llamado Gael García y aún más que quieran representarlo con una imagen de fútbolista por segunda ocasión... en fin, se puede olvidar esa parte...

video

13.5.10

Cats on Fire: Dealing In Antiques



Algunos recordaran o creyeron que su disco anterior no era digno de escucharse porque remitía (en la portada) a una botella de naufrago con letras perdidas… ahora, los finlandeses de Cats on fire (reminiscencias de mis gatas de tejados calientes), han sacado un excelente álbum que dista, en demasía, de sus anteriores ep’s o 7”, incluso siendo algunos temas parte de ellos mismos, pero ahora dentro de la categoría de jangle-pop bien grabado.

Con este nuevo disco titulado Dealing In Antiques, nos encontraremos con algunas canciones que ya habían salido a la luz del anonimato y otras tantas rarezas de un disco que sí considero sean difíciles de conseguir. Aún así, creo que es el disco con el cual saltarán exorbitantemente a las miles de emociones que ya me carcomen.

Algunos pensarán en la versión de Your woman y otros en Don’t Say It Could Be Worse o Never land Here o mal me equivoco en My friend In Confortable Chair que les recordara a The smiths. Yo claramente pienso en esta última canción que debería de cantarla Morrisey y otras tantas con mayor razón como Crooked Paper Clip… en fin; un disco que me recuerda gran parte de la música que me agrada y que saben lo han compuesto para mi estado actual… Cats on fire con su Dealing In Antiques abre el abanico de uno mismo…

10.5.10

The New Pornographers: Togetherness


Mis dedos han dejado de transmitir notas sonoras debido a la reconfiguración láctea en la que se han visto inmersos, lo cual no quiere decir que mis sentidos sigan disfrutando de los más recientes lanzamientos y aquellos que ya no lo son tanto, como The National "High Violet"; The New Pornographers "Together"; Niños Mutantes "Las Noches de Insomnio"; Nada Surf "If I Had A Hi-Fi"; Neva Dinova "One Jug Of Wine.Two Vessels"; Tim And Sam´s Tim And The Sam Band With Tim And Sam "Life Stream"; Uniform motion "Life"; La Habitación Roja "Universal"; Klaus Kinski "Tierra Trágalos" The Dead Weather "Sea of Cowards"; uffff, por citar algunos. Ésto último me lleva a una desazón sónica masiva y desventaja difusora, limitándome un poco aquí y otro al andar a transmitir lo que no ha llegado aún al mercado, ante eso y que mis noches de 27 hrs. matutinas no me son suficientes... me queda siempre un... Sin embargo...

Y debido a que creo que algunos ya sabrán de la existencia del reciente disco "Together" de uno de mis grupos favoritos The New Pornographers, lo que me atañe en este momento es la algarabía del extra que el sello de Matador regalo a aquellos que compraron con anterioridad dicho disco.

Es un pequeño EP de 3 versiones llamado Togetherness al que The New Pornographers le pone play del grupo Outrageous Cherry, que no se bien por qué les encanta tanto y que representa para ellos, ya que es un grupo que no ha tenido mucho éxito. Me parece que son temas que no se despegan en demasía de lo que han venido haciendo, no es tampoco algo experimental y mucho menos algo al azar, en lo personal siento que es una extensión del Together, tanto que en la versión de itunes vienen incluidas estas versiones en el mismo.
Ante las letras atemporales dejó lo poco que se pueda plasmar de segundero en segundero...

7.5.10

Rastro de mis letras

¿Cuántas letras tienes para hoy?
Escuchas mis pasos, te sigo constantemente cada que tus ojos van detrás de mi.
La música ha invadido mi cuerpo y los dedos siguen paralizados tratando de descifrar las palabras exactas que permitan plasmarse en cada una de las hojas que cargo conmigo y que son el reflejo de ojos multiples que no saben leer.

Ahora solo escribo para ciegos que sienten.
93

2.5.10

El escribano

Soy uno de esos tipos que no acaban de comprender las cosas hasta que las pone por escrito. Por eso estoy escribiendo. Aunque bien sé, que tendré que reescribir un tiempo después para entender lo que ahora escribo. No importa la forma en que escriba, ni el móvil que me lleve a ello, incluso ni siquiera es importante solo con plasmar la letra de tal o cual forma, porque no se trata de vestirse o quitarse una corbata, no es tan fácil como quitarse el reloj monótonamente y dejarlo al lado de la cartera sobre la mesa, ni siquiera es un ejercicio manual que va siguiendo la trayectoria que la mente o las emociones le van dictando, lo importante aquí sólo es escribir.

Existen diversas formas de hacerlo y todas ellas muy independientes, hablamos de independencia no como autonomía, porque entonces la escritura, de la forma que se dé no podría llevarse a cabo, siempre existe una dependencia de una u otra inspiración, de cualquier proyección, de un algo o de otro sobre el que se escribe, incluso de uno mismo. En este caso, es una independencia del valor que cada escritura genera por sí misma, de que una de mis A tiene una carga singular y esencial por ella misma, que se refleja y se diferencia de mis otras A, a esto, más aún, si le incluimos la letra que le antecede o le sigue. Inclusive, y quizá por ello es tan independiente, que tendrá otra carga a partir de los ojos y la lectura que le den. Aunque esa, también es una forma de escribir.

Uno escribe con los ojos, como la he escrito con cada una de mis miradas, escribo sus rituales, su forma de quitarse la ropa, describo la lucha que lleva a cabo cuando intenta quitarse una de sus botas y su placer una vez que ha encontrado la libertad en cada uno de sus dedos; intento colocar cada una de las comas que sus pies descalzos van dejando tras de sí, aunque a veces me confundo entre un punto o un espacio, sobre todo cuando baila.

Aquellos párrafos que se escriben con mayor facilidad están relacionados con sus formas de quitarse la blusa por encima de la cabeza o simplemente desabrochársela al tiempo que explora los olores de sus axilas en la prenda de vestir, en esos momentos me pregunto por qué no va oliendo los lugares que va recorriendo, los objetos que va tocando, las revistas que mira, después de todo también están impregnados de su fragancia.

Me fascinan los pequeños cuentos de ficción que intento plasmar cuando se observa al espejo y no deja de menearse con toda la humedad que la embarga, lo difícil es encontrar los sinónimos de la que está al otro lado y en algunos casos deja reflejarme. Entonces escribo para mí, porque una vez que se aleja del espejo, depende de mi mirada, de mis letras y de las formas en que yo puedo hacer que cambie tanto, al igual que la noche de afuera, de todas las noches que van y vienen en una misma noche y, mejor aún, todas las mujeres que van y vienen mientras se desplaza y la escribo. Ocasionalmente he tenido que crear algún paréntesis, sobre todo cuando observo la cicatriz de su pierna, el lunar de su pubis o la lágrima que recorre su vientre por todo lo que carga o ha vivido.

En otras ocasiones solo escribo porque me gusta, porque gustar sea quizá la mejor manera de tener, ya que tener, creo que es la peor manera de gustar. Me gusta escribirla cuando juego a no tocarla, a no tenerla, mis dedos sienten su piel sin necesidad de tenerla y mejor aún, me divierte tenerla y no saber que escribir, entonces mis dedos enmudecen, mi cuerpo pierde el dictáfono y no me queda más que cambiar la página. Las veces que la sueño son libros que aún no he podido leer, a pesar de haberlos escrito. Entonces, solo entonces, trato de leerla suavemente, penetrar a través de su vello púbico y terminar en el tatuaje que remarca su historia conmigo, mi propia autobiografía.

A veces creo que voy escribiendo una telenovela, con sus actos, sus humores y deseos inocuos y el miedo me carcome ante la ignorancia de saber que los condenados a ese infierno ya jamás pueden salir de él, pero eso está en una traducción que aún nadie ha llevado a cabo.

También debo de confesar que la soledad ha dejado de herirme y que intento escribirla de múltiples formas, por un lado mis odios y por otro mis amores, sobre todo porque estoy consciente que las cicatrices contienen un diccionario por el que mantengo un gran interés; las carias también.

Hoy te saco del espejo y sólo intento escribir, ya que solo soy uno de esos tipos que no acaban de comprender las cosas hasta que las pone por escrito.

93