18.8.10

Hey Champ: Star


Un disco que formó parte del 44, el cual hace tiempo aun tengo conmigo, por lo tanto, hace tiempo que este disco está en mis manos, ya que cada canción debe de esperar a aquellas que lo complementen. Pensando esto, no sé qué ocurre, si es mi sobra de tiempo o falta de música digerible en la red, pero ahora le toca a Hey Champ, un disco para el cual necesito apoyo visual para que entiendan un poco las emociones que carga consigo.

Hey Champs es una banda de electro pop synth que se maneja con la tendencia que viene marcando a los grupos en toda la primera mitad del año, realmente no ofrecen nada nuevo, pero no por ello se les puede criticar negativamente, por el contrario, después de darse a conocer con su exclenete canción “Cold Dust Girl” y su disco de remixes, nos traen Star en el que experimentan con algo de indie pop o power pop sin salirse de su línea.

Lo último puede constatarse en el contraste que se nota entre sus canciones “Word=War” y Cold Dust Gir”l o “Shake”, ocasionalmente en “Neverest” o “Face Control”. Canciones en las que nos llevan emocionalmente de un nivel a otro sin demasiada compasión, por lo que creo será un disco bien recibido en varias de las fiestas a las que no suelo ir.

Para demostrar un poco lo que deseo comunicar, les dejo el video de “Cold Dust Girl”, el cual nos muestra las emociones que cada objeto carga consigo y que transforma las propias de una manera apabullante, ya sea la chispa de in encendedor, un trago, un tornamesa, un vestido, un cigarrillo, etc, objetos a los que hemos interiorizado sin percatarnos en el potencial que nos ceden…además de las niñas hermosas que bailan con la libertad asumida y los ojos que reconocen en ellas.


video

2 comentarios:

Anónimo dijo...

...Sin conocer al grupo, al escuchar las primeras notas y al ver la imágenes del video, casi de inmediato… me transporté a momentos de fiesta y baile en donde todos esos elementos están presentes, además del roce de piel sudorosa con extraños mientras se baila con toda esa libertad a cuestas que mencionas... donde al mismo tiempo se cierran los ojos para no dejarla sobre expuesta, gozándola más internamente, disfrutando en demasía de cada uno de los movimientos a los que abandonas tu cuerpo dejándote llevar por esa sensación tan placentera que inicia con la entrada del sonido en tus oídos para dejarla correr por todo tu interior... fue inevitable... Ahora me produce un antojo casi inmediato en el que solo quiero escuchar,ver, pero sobre todo sentir, un poco más... Gracias por el flash back y el encuentro musical...

Matilda

Olvido dijo...

Placer infinito... sólo creo que la sensación placentera no del todo empieza con el sonido en tus oídos... quizá empieza de una forma más cutanea, visual, dinámica... me alegra que te haya gustado